SENTIR PARACA - WEB VETERANOS EZAPAC

Vaya al Contenido

Menu Principal:

SENTIR PARACA

LIBRO ZAPADOR



.


“SENTIR PARACA”

No es fácil para nadie en estos
tiempos, renunciar a todo y alistarse
en los "paracas", aunque a todos, de
una manera u otra, nos atraiga el
salto en paracaídas y nos conmueva
ver la precisión y la majestuosidad
con que aterrizan nuestros expertos
Zapadores Paracaidistas.

Hay algo en nuestro interior que
nos golpea y nos empuja a hacer
cosas que la gente normal y corriente
no suele hacer, como puede ser:
Estar cerca de nuestro compañero
para apoyarle cuando lo está pasando
mal, darle nuestro aliento
y ánimo al que físicamente se
encuentra en peores condiciones que
nosotros. Enseñarle todo lo que nosotros
sabemos del trabajo diario.

Subirnos a un avión y lanzarnos al
vacío con nuestro binomio para
experimentar sensaciones increibles
e inolvidables y comentarlas hasta la
saciedad después al llegar al suelo y
reagruparnos.

Hay algo en nuestro interior que
nos hace diferentes y que nos llena de
orgullo, y se resume simplemente en
vivir día a día el Ideario Paracaidista
sin esperar recibir ninguna compensación
o recompensa por ello, únicamente
nos mueve el sentimiento humano
y sobre todo la alegría de
saber que tenemos un compañero
siempre a nuestro lado, un amigo
incondicional, un hermano, y eso que
es tan humano, es lo que nos colma
de satisfacción. Aunque el Ideario
Paracaidista al completo como guía
espiritual y de conducta es fabuloso,
la frase que más me motiva y enriquece
es: "Solo Merece Vivir Quién por un Noble
Ideal está dispuesto a Morir".

Cuando me preguntan por qué me aliste
a los "paracas", nunca sé que
contestar porque cada día vivo una
experiencia y una sensación nueva
más intensa que me hace querer más
y más a esta Gran Unidad.

Creo que en el EZAPAC al igual
que en La Legión se produce un fenómeno
singular según pasa el tiempo,
y es: "Un año para conocerla, otro
año para entenderla y una vida entera
para quererla", y aquél que no lo
sienta de esta manera, es que se ha
quedado estancado en el segundo año
y no ha tenido a nadie que le muestre
lo mucho que aquí se ofrece en comparación
con lo que se exige.

Yo, gracias a Dios, he tenido
siempre buenos maestros y compañeros
que me han guiado y me han
ayudado a discernir y a valorar lo
importante de la vida, por un lado el
calor de la familia y por otro, el estar
a gusto en el trabajo con los compañeros,
éste es un sentimiento generalizado
de todos los componentes Veteranos de
mi querida Unidad.

Hay todavía muchas personas que
no entienden nuestra inquietud de
querer "SER LOS MEJORES SOLDADOS
DE LA PATRIA Y VETERANOS", pero confío en que poco a poco
se irán acostumbrando a nuestro modo de vivir la
milicia y el servicio a España, porque
solamente aspiramos a un única cosa,
darle prestigio a nuestro LEMA
y el tiempo siempre da la razón a los
que se lo merecen.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal